sábado, 14 de agosto de 2010

III


Amordazada mi angustia

siento el filo del dolor diseminar

y cortar vena tras vena

Y desparramar sangre

en un cuerpo solo,

abandonado.

Ella me falta

Y yo extraño.

2 comentarios:

ciudadanolatinoamericano dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema conmovedor. Te felicito.

hernando Mrtinez dijo...

Me agradò mucho encontrar este espacio. Tus poemas están llenos de fuertes sensaciones, de atmosferas abrumadoras, de bellas imágenes. Felicidades.
Te comparto mi espacio, me gustarìa que lo visites.
Un abrazo desde Colombia..

http://virtualmentencerrado.wordpress.com/