Desnudar la mirada y permitirle gritar

"El poema cesa de ser comunicación para volverse contacto" Julio Cortàzar //
Bienvenido/as a este espacio de resonancias y complicidad con la poesía, con la palabra enunciada y anunciada. Algunas ternuras andan por acà . . .

miércoles, 20 de agosto de 2008

Fortaleza

Tajada de silencio desencajó tu quijada y
malabaristas carcajadas
ardieron hasta quemar tu armadura.

Humaredas de dolor caliente
ondularon tu vientre
y caíste en idénticos intervalos.

Larguísimos
Larguísimos

El mármol escarbó en tu morada
y quedaste sumergida,
atrapada.

Acaso

Desertó el deseo.

Amanece

en aquel pedacito de historia.
Lejana
Subjuntiva.

sábado, 7 de junio de 2008

Vilma

Amiga,
recuerdo de
risa lúcida,
traslúcida.
Ojos inquietos.

Vilma ríe carcajadas de dolor. Su espera ya no duele . El gatillo silenció su vida.
Ella lo eligió así, un día de diciembre cuando supo que él la engañaba.
Se encontraron en el lugar de siempre y reclamó amor feroz . Él silenció juicios y ella no lo soportó.
Urgente trepó escaleras dando vueltas sobre sí , espasmos de furia mostraba su cuerpo hasta llegar al sitio donde la mano decidida buscó el arma y la descargó . . . hasta el final, la descargó .
Relámpagos de ilusiones quedaron dibujados en su vida de mujer.
Vilma daba vueltas de colores en su boca y bordaba sueños en su tela de mantel. Una cuna, una casa , una hamaca.
Esa noche de cielo inquieto estalló en mil pedazos y los cuentos de hada a su pequeño vientre ,quedaron sin contar .
Desde entonces , descarga rincones de risa y revela mensajes de vez en vez .



Esta vez

Cayó como la gota del cuento de Cortázar
cayó lentamente,
Así,
transparente.
Alargándose,
prendida con todas las uñas ,
aferrada a la nada
y estiró ,
y estiró.

Dolorido golpe en su cabeza
que rebotó
y rebotó

Cayó sin ángulo para medir.
Y el mundo fue vereda
y la vereda hiedra herida

Y ella subió
Y subió su cuerpo.

Esa tarde
arrancó lluvia de sus ojos.

Y era abril

lunes, 7 de abril de 2008

Vida

El espanto
es un huésped
inquieto y
maloliente.

Gregorio


Ese día no bebió su luz y esperó a su médico sentado en la cama. Sábanas blancas, escena pura.
Adormecido besó la cruz que colgaba de su cuello y la dejó caer en su propio peso. Había implorado por un mal menor. Pero él sabía que los males son idénticos en su dimensión, así es que se preparó a oír los sonidos que la boca envuelta en delantal, tenía preparada.
Nada lo asustó, nada cambió su estar a oscuras. Siempre en el borde; así, entre la vida y la nada .
Desde entonces, continuó sentado. Esta vez al borde de la cama, de la que colgaban sus pies en todo su peso.
De pronto , la cama levantó vuelo, y todos los trapos también.

lunes, 31 de marzo de 2008

La mano


La mano
pesada
cae
en la cabeza
de la niña
que inventa
relámpagos
de ilusión

Su pelo
seco
enreda un dedo
de la mano
que tira
y quiebra

La mano
pesada
dos veces
cae
cae
y golpea
a la niña.

La mano
trauma

La mano
marca

La mano
madre

La mano
infame

martes, 11 de marzo de 2008

Vuelan lunas

Vuelan
lunas en el cielo.

Es el mediodía
y los muñecos grises
gritan el silencio.

Hay restos.
La lengua
del glaciar
se dividió en ramas.

Y no hay rastros
de rostros.

Vuelan
las lunas trasnochadas
hay vacío en el espacio.

Y no hay rastros
de rostros.

Hay restos

lunes, 10 de marzo de 2008

La Sra Sara

Miente El otoño.
Tu vientre
acuna soles rojos,
viento azulado,
olor azafrán.
Tiempo tierra
Tarde
Mar.

Noches azules de otoño despereza la Señora Sara. Su vientre venoso, abierto espera ser fecundado por Zeus. Ella que de noche se viste de luna y pasea pasillos de mar.
La Señora Sara corta tallos, tiñe tiempos y se envuelve en su manta de olvido hasta dormir sueños ajenos, prestados.
Su vida vuela vientos que mojan su mirada.
Cae el párpado, pesado, inquieto y estrangula su sangre en el paladar agrietado de esa boca carnosa .
Vuelve a respirar aires Dionisíacos y enjuaga sonrisas de sal.
La Señora Sara desolada, extraviada escucha voces que la reclaman, retumban en su oído y la despejan de todo mal. Queda vacía de sonidos propios.
La voz del padre la conduce y la condena.Ella solicita permiso para partir .

miércoles, 9 de enero de 2008

Tiempo

Él golpea
sus venas en el mar.
Quiebra la luna
y los cuervos
avivan su ritual.
El dolor de tu designio
estalla y
atraviesa
en llanto torrencial.

Le duele tu vida
y siente
su dolor diseminado
en su abdomen abatido.

Llora
la herida.


Llora
el tiempo
en la herida.

viernes, 4 de enero de 2008

LA SRA. FANI

Quiero excavar
mi piel
hasta calar
mi hueso
ileso
en delirante
forcejeo inconsciente
.


Ese día gris, de lágrima suelta, pidió una pinza al vecino del segundo piso y la Sra Fani abrió su fina y pálida piel hasta encontrar el hueso de su pierna derecha. No había sangre en su cuerpo de extrema blancura. Así es que cuando confirmó que su hueso estaba allí, donde debía estar , se vistió y salió de citas.
La Sra Fani siente que su anatomía le juega a escondidas, que sus extremidades se sueltan en singular caída y se deslizan con prisa hasta encontrar encajes ardientes, sin dirección . Por eso se moviliza hasta quedar exhausta en ese cuerpo grosero que la domina.
Un día de otoño, ensayó un juego de efectos y descubrió que su piel lo cubría todo. Por eso se la sacó y dejó expuesta su carne caliente .Expuesto su órgano urgente y ardiente . Expuesta su anatomía incompleta y sensible.
Desde entonces, la Sra Fani, anda por el mundo en carne viva, simulando su humanidad doliente. Eso sí, espera algún día entender su cuerpo cifrado .
La Sra Fani, también comprende que otros seres no sean moradores de su dolor; no pretende romper diálogos umbilicales.
Sólo espera paciente una luna de verano .