lunes, 10 de marzo de 2008

La Sra Sara

Miente El otoño.
Tu vientre
acuna soles rojos,
viento azulado,
olor azafrán.
Tiempo tierra
Tarde
Mar.

Noches azules de otoño despereza la Señora Sara. Su vientre venoso, abierto espera ser fecundado por Zeus. Ella que de noche se viste de luna y pasea pasillos de mar.
La Señora Sara corta tallos, tiñe tiempos y se envuelve en su manta de olvido hasta dormir sueños ajenos, prestados.
Su vida vuela vientos que mojan su mirada.
Cae el párpado, pesado, inquieto y estrangula su sangre en el paladar agrietado de esa boca carnosa .
Vuelve a respirar aires Dionisíacos y enjuaga sonrisas de sal.
La Señora Sara desolada, extraviada escucha voces que la reclaman, retumban en su oído y la despejan de todo mal. Queda vacía de sonidos propios.
La voz del padre la conduce y la condena.Ella solicita permiso para partir .

No hay comentarios: