Desnudar la mirada y permitirle gritar

"El poema cesa de ser comunicación para volverse contacto" Julio Cortàzar //
Bienvenido/as a este espacio de resonancias y complicidad con el arte. Algunas ternuras andan por acà . . .

lunes, 31 de agosto de 2009

Serie "Los cardones"










I

Solo
en el páramo andino
ahí,
suplicando
al último cacique .

Su tallo
carnoso
doblega interperies

Solo
ahí
Sin su flor.



II

Aguardo
y resguardo
agua,
luz, sombra
que ennochece
verde .
Brazo vertical .


III

Tu hoja espina
acaricia
mi mano ofrenda

2 comentarios:

azpeitia dijo...

Sí, hay hojas que son espinas, que no dejan acariciar la belleza a nuestras manos, pero tus letras hoy son sinceras, abiertas, sutiles y no tienen espinas, se dejan acariciar por quien te lee.
Un beso de azpeitia

ybris dijo...

Solo.
Nada necesita.
Ni siquiera una voz de flor
Suplica y vence siempre
como cualquier espina
convertida en caricia.

Bello poema. Me ha encantado.

Mis cordiales saludos agradecidos a tu visita y a tus palabras.